domingo, 26 de enero de 2014

ALEAS Andalucía pide a los representantes de la Iglesia Católica en Málaga que respeten la libertad sexual de las personas


El Área de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual (ALEAS) de Izquierda Unida en Andalucía ha denunciado los recientes ataques que están sufriendo las personas del colectivo LGTBI por parte de los representantes de la Iglesia Católica en Málaga.

Recientemente, el cardenal Fernando Sebastián hizo unas declaraciones homófobas en una entrevista con el Diario Sur. En sus respuestas al medio, el cardenal defendía que “la homosexualidad es una manera deficiente de manifestar la sexualidad” y que “el señalar a un homosexual una deficiencia no es una ofensa, es una ayuda porque muchos casos de homosexualidad se pueden recuperar y normalizar con un tratamiento adecuado”, prosiguiendo con la patologización de las decisiones libres tomadas por las personas respecto a su sexualidad.

A estas afirmaciones, el obispo de Málaga, Jesús Catalá, ha añadido que “Las personas homosexuales (...) pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana”.

ALEAS considera que con estas declaraciones, ambos representantes de la Iglesia Católica “vuelven a poner de manifiesto su visión reaccionaria” al considerar que la sexualidad tiene únicamente “un fin, que es el de la procreación”. Ignorando así los diferentes modelos de familia que existen en la actualidad y que “van más allá de la relación entre hombre y mujer únicamente con fines reproductivos de la especie”.

Esta denuncia pública se hace después que ALEAS pidiese al obispo de Córdoba que dejase de cuestionar la dignidad de las personas, tal y como hizo a través de una carta semanal en la que atacaba a las personas transexuales por no respetar la “naturaleza en la que Dios ha inscrito sus huellas”.

Su homólogo en Málaga ha atacado también a las personas transexuales, defendiendo al colegio San Patricio ante el posible expediente que va a abrir la Junta de Andalucía para quitar el concierto al centro católico después del conflicto con una menor transexual. Mientras que Catalá defiende que “el colegio y la fundación defienden al niño en sus derechos como ser humano, le respetan en su identidad”, el coordinador de ALEAS en Andalucía, Daniel González, defiende que “el respeto pasa por asumir la decisión de la menor transexual, no negándole la libertad de expresar libremente quién es y cómo quiere vivir su vida”.

González ha pedido a los representantes de la Iglesia Católica en Málaga que dejen de “censurar y reprimir” las sexualidades que vayan más allá del modelo que defiende la institución eclesiástica.

Ante estas últimas muestras de LGTBIfobia por parte de la Iglesia Católica, ALEAS Andalucía ha hecho de nuevo un llamamiento a todos sus cargos y representantes institucionales para que se censuren en los foros públicos e institucionales aquellas manifestaciones que generen odio, intolerancia y/o discriminación a minorías sociales como las que conforma el colectivo LGBTI por atentar contra la dignidad de las personas. Así mismo, el coordinador ha anunciado que el área se ha puesto en contacto con otras organizaciones laicas de nuestra tierra para que preparar una campaña de apostasía.
Con la tecnología de Blogger.
Facebook  
 

Busca en nuestra web

Archivo

Síguenos por email