viernes, 12 de abril de 2013

ALEAS Andalucía insiste en que la identidad sexual de cada persona debe ser respetada por la sociedad más allá de cuestionamientos morales


Tras la insistencia del Obispo de Córdoba, D. Demetrio Fernández, sobre el supuesto daño que genera a la familia la “ideología de género”, el Área de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual de IULV-CA quiere recordar que la identidad sexual se encuentra en el ámbito de la libertad individual de cada persona y, por tanto, en un estado democrático debe ser respetada, protegida y facilitada por los poderes públicos al objeto de que cada persona se desarrolle plenamente en lo personal tal como recoge la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Así, ALEAS IULV-CA recuerda al prelado cordobés que han sido muchos años de lucha y evolución humana los que han permitido que cada persona, en el ámbito de su libertad, pueda desarrollarse aceptando plenamente su identidad sexual, sin que ello pudiera convertirse en un condicionante para alcanzar su felicidad.

La identidad sexual de cada persona, como bien afirma D. Demetrio Fernández “se hace, no se nace” y depende, no sólo del sexo con el que se nace sino del desarrollo psicológico y moral que determina el entorno, la genética, etc. Asumir como normal que cada persona en el ejercicio de su libertad y respetando la libertad de otros/as pueda desarrollarse conforme a sus convicciones y preferencias no es sólo un derecho sino una característica de un estado social y democrático al que debería atender D. Demetrio Fernández.

Asumir como cierto que “la ideología de género” destruye la familia, es sesgado y con poca base científica, ya que sólo pone en peligro la concepción católica de la familia, como la unión entre el hombre y la mujer, negando realidades como las familias homoparentales o monoparentales de las que aún no se ha demostrado que afecten negativamente a la sociedad, al contrario, se desarrollan de forma absolutamente normal y estable tal como han afirmado entidades como la Asociación Estadounidense de Psicología, la Academia Estadounidense de Pediatras o la Asociación Psicológica Canadiense, entre otras, y que han refrendado numerosos estudios científicos como por ejemplo el publicado por el Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad de Sevilla sobre el Desarrollo infantil y adolescente de familias homoparentales en el año 2002.

Para ALEAS IULV-CA lo que realmente destruye a las familias es el modelo económico imperante, el capitalismo, que permite que gran parte de la Humanidad, y por tanto las familias, vivan en la pobreza extrema, sean desahuciadas de sus viviendas, no puedan acceder a servicios básicos como la educación o la sanidad, permanezcan desempleadas..., padeciendo situaciones dramáticas y destructivas.

Por último, ALEAS IULV-CA advierte de que seguirá trabajando por conseguir la igualdad real de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB) en los diferentes ámbitos de la sociedad a través de “la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad”, tal como recoge el art. 22 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y que luchará activamente con todos los mecanismos e instrumentos a su alcance contra todas aquellas actitudes que favorezcan la intolerancia o la discriminación hacia el colectivo de LGTB, tales como las manifestaciones insistentes de D. Demetrio Fernández.
Con la tecnología de Blogger.
Facebook  
 

Busca en nuestra web

Archivo

Síguenos por email