jueves, 14 de febrero de 2013

XY. ¿La identidad masculina? Fronteras, cuerpos, educación y violencia


Tenemos cuerpos de hombres y tenemos masculinidades estalladas en roles, actitudes, identidades y perfiles que recorren cuerpos y prácticas sexuales de lo más variado. Pero también tenemos fronteras que marcan identidades, cuerpos hiperidentificados con “lo masculino” y tradiciones sociales y culturales donde todo ello actúa en muchas ocasiones como un compartimento estanco, al menos en apariencia.

Tras tantos años de crítica feminista, la masculinidad sigue siendo un dilema, el lugar donde ya casi nadie quiere estar y que, sin embargo, representa algunas de las líneas de dominio más reconocibles en el presente. ¿Qué es la masculinidad, cómo se construye, a qué y a quienes interpela hoy en día? Ante todas estas cuestiones no tenemos una respuesta clara. Por este motivo, el curso de este año del eje de feminismos trata de explorar distintos campos donde la masculinidad se construye en lo cotidiano, lugares donde se producen decantamientos que nos ayudan a entender las disidencias, las otras masculinidades posibles, los juegos de identidad existentes.

Hemos querido explorar al menos cinco fronteras. La primera es la del cuerpo, prestando especial atención al culo, como espacio de demarcación del adentro y el afuera de la masculinidad (o no), pero también la relación entre el cuerpo y la masculinidad como encrucijada afectiva, gestual, estética y política. A ello hemos sumado otras tres fronteras necesarias de explorar y que tienen que ver con la conformación de la identidad en la infancia, el decisivo paso de la adolescencia y las estrategias trans-intersex en contextos juveniles. Es precisamente en las etapas donde gana sentido la identidad donde se pueden ver tanto la fortaleza de los discursos normativizadores como las posibles disidencias frente a los mismos.

Gracias a estas cuestiones iremos definiendo algunos rasgos característicos de como se construyen las masculinidades, qué papel juegan en la sociedad y, sobre todo, qué debemos entender de su papel social a la hora de analizar el presente. La crisis es también un ataque a la posición de los varones en la sociedad. El paro, los deshaucios, la cotidianidad ha enfrentado a cientos de miles de varones al deterioro de su status económico ¿Podemos encontrarnos con un orgullo herido? ¿Puede llevar esta situación a una reorganización de roles? ¿Se puede prever un repliegue identitario en torno al reforzamiento de las claśicas jerarquías heteronormativas? Estas son algunas de las preguntas que también atravesarán este curso que esperamos profundice en el tema desde múltiples temas.

Con la tecnología de Blogger.
Facebook  
 

Busca en nuestra web

Archivo

Síguenos por email