lunes, 21 de mayo de 2012

No al Congreso Mundial de las Familias


IU-CM condena la celebración del Congreso Mundial de las Familias en Madrid por su apología del odio y la discriminación hacia la diversidad sexual y familiar

El Área Libertades Sexuales de Izquierda Unida-Comunidad de Madrid (ALS-IUCM) quiere mostrar su rechazo más profundo a la celebración de un acto de propaganda de odio hacia las mujeres y las personas LGTBI. Dicho acto niega la diversidad familiar y defiende la familia nuclear tradicional heterosexual como único modelo posible de convivencia frente a unos “supuestos peligros” que se derivan de la ampliación de los derechos de las mujeres y de las personas no heterosexuales, como el matrimonio entre gays, bisexuales y lesbianas o los derechos reproductivos, como podría ser la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). Todo ello, celebrado los días 25, 26 y 27 de mayo en el Palacio de Congresos de la Comunidad de Madrid, con la lamentable participación activa de políticos del Partido Popular como Jaime Mayor Oreja, destacado por sus célebres frases misóginas y homófobas, y el Obispo de Alcalá, famoso también por sus homilías homófobas retransmitidas por la televisión pública.

IU-CM quiere recordar, tanto al Gobierno autonómico como al Ayuntamiento de Madrid, ambos gobernados por el Partido Popular, que nunca han sido tan cordiales con aquellas celebraciones que provienen de los movimientos sociales. Es más, las instituciones en manos del PP se caracterizan por su represión y criminalización de las organizaciones sociales comprometidas con la transformación social y con la garantía de los Derechos Humanos para todas las personas. Este acto no es más que una celebración que persigue retrocesos sociales o poner barreras a colectivos machacados por un sistema que promueve el odio hacia gays, lesbianas, bisexuales, transexuales, intersexuales y la violencia hacia las mujeres. Ponencias como “Comprender la homosexualidad”, a cargo del escritor homófobo Richard Cohen, son un ejemplo del peligro que supone este Congreso para la dignidad de las personas LGTBI y no puede ser justificado apelando al derecho a la libertad de expresión.

Desde ALS IU-CM se anima a los colectivos sociales a mostrar su rechazo explícito a este Congreso Mundial de las Familias y exige al Partido Popular que ponga freno a su celebración por promover el odio y la discriminación. Si el PP quisiera apoyar a las familias, tendría que empezar reconociendo la diversidad de modelos familiares que existen y apostar tanto por su bienestar social y material, como por su reconocimiento legal, y eso no es posible con los grandes recortes que el gobierno de Rajoy está cometiendo en materia de servicios públicos ni con su vergonzante recurso ante el Tribunal Constitucional contra el matrimonio igualitario, avance conquistado por los movimientos sociales y respaldado con decisión por la izquierda.
Con la tecnología de Blogger.
Facebook  
 

Busca en nuestra web

Archivo

Síguenos por email