miércoles, 23 de septiembre de 2015

“Salimos del armario para tomar las calles” #YoTambiénSoyBi

Hoy, 23 de Septiembre las personas bisexuales salimos de la invisibilidad del armario opresor. Hoy salimos a tomar las calles, conmemorando que hace dieciséis años comenzó a reivindicarse por primera vez el orgullo bisexual en la Conferencia mundial de la ILGA en Sudáfrica. 

Dieciséis años después, aún continuamos reivindicando la visibilidad bisexual y luchando contra el monosexismo que oprime tanto a esta identidad,  como a otras identidades plurisexuales (pansexualidad, polisexualidad, skoliosexualidad, fluidas...). Porque a pesar de los pasos hacia la igualad que se han dado en nuestro país, las personas bisexuales aún tenemos que seguir recordando que la bisexualidad es real, que hay personas bisexuales en las calles, en nuestras familias, en nuestros colegios.

Las personas bisexuales tenemos una doble lucha: combatir el sistema heteronormativo que impone la heterosexualidad como única orientación obligatoria, castigando por medio de la violencia y la estigmatización a todas aquellas personas que rompen con esa norma social impuesta, y el monosexismo, esa estructura social que presupone que todas las personas nos sentimos atraídas solamente por un género.  Nosotras doblemente invisibilizadas, pero doblemente combativas salimos del armario para tomarlo todo.

Salimos del armario para visibilizarnos dentro y fuera del colectivo LGTBI. Salimos del armario para visibilizarnos en los medios de comunicación no como lesbianas o gays transitorios, sino como personas bisexuales y orgullosas. Salimos del armario para visibilizarnos en los centros de trabajo y de estudio. Salimos del armario para visibilizarnos en los informes que hablan de la realidad LGTBI. Salimos del armario para visibilizarnos como bisexuales diversas, no monógamas, viciosas, indecisas…porque  quien decide cómo vivir nuestra sexualidad somos nosotras.

Pero hoy no luchamos sólo por la visibilidad, sino que nos rebelamos contra todas las opresiones que se sustentan en el sistema monosexista y patriarcal: la violencia que sufren las personas bisexuales dentro de la pareja, la omisión total de nuestra realidad en el sistema sanitario, la falta de confianza en las personas bisexuales en todos los ámbitos, las agresiones sexuales a mujeres bisexuales y el cuestionamiento de las víctimas de estas agresiones, el estigma en relación a las ITS que define a las personas bisexuales como un puente de infección entre lo hetero y lo homosexual, la exclusión de las identidades plurisexuales en los programas de asilo...

Hoy desde las calles reivindicamos el fin del monosexismos y de la bifobia, del conjunto de sentimientos, actitudes, comportamientos y políticas que niegan, invisibilizan, marginan, excluyen o agreden física o psicológicamente a las personas bisexuales. Es una lacra que debemos eliminar para vivir en un verdadero espacio democrático donde todas las personas vivamos en igualdad y con una vida digna.



Con la tecnología de Blogger.
Facebook  
 

Busca en nuestra web

Archivo

Síguenos por email