sábado, 11 de abril de 2015

Contra las violencias hacia el colectivo LGTBI, urgen propuestas políticas reales.


Ayer celebramos en el Congreso de los Diputados unas jornadas que han tratado las violencias hacia el colectivo LGTBI y su respuesta política con la asistencia de 70 activistas LGTBI y sociales que han debatido y reflexionado sobre la situación de violencia y discriminación que vive el colectivo LGTBI y la necesidad de elaborar respuestas políticas que erradiquen esta situación y pongan las bases para una verdadera igualdad real.

Estas jornadas han sido organizadas por el grupo parlamentario de la Izquierda Plural junto al Área de Libertad de Expresión Afectivo Sexual (Aleas) de Izquierda unida, contando con la colaboración de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), Movimiento contra la Intolerancia, Fundación Triángulo, Plataforma por los Derechos Trans y Observatorí contra l’ Homofóbia de Catalunya. Desde Izquierda Unida consideramos que la lucha por acabar con la LGTBIfobia es una lucha que debe de estar en la primera línea de la agenda política y contar con la participación de todos los actores sociales.

El colectivo LGTBI vive un espejismo de igualdad que no es tal, según datos del Ministerio del Interior (2014) de los 1.172 incidentes de delitos de odio que se registraron el año pasado en nuestro país, unos 452 tuvieron que ver con la orientación sexual de la víctima, es decir, las personas lgbt son las que padecemos más casos de delitos de odio. Y esta violencia debe de ser visibilizada para responder ante ella, desde la calle como desde las instituciones.

Las Jornadas han posibilitado describir una hoja de ruta con medidas políticas que de forma integral erradiquen la LGTBIfobia; y esto pasa por mejorar la recogida de datos de incidentes discriminatorios y delitos de odio, impulsar el protocolo para servicios policiales y delitos de odio que se aprobó en enero de 2015, incidir en la prevención por medio de medidas de prevención como formar en materia de diversidad sexual en todos los ámbitos educativos, realizar campañas que promuevan la denuncia de las agresiones y pasa como medida principal por elaborar un proyecto de ley estatal contra la LGTBIfobia. Una ley integral que apoyándose en las leyes ya aprobadas de Extremadura, Cataluña y Andalucía de un paso cualitativo y garantice la erradicación de la LGTBIfobia en todo el Estado y la igualdad real del colectivo LGTBI. Porque solo con igualdad, hay democracia posible.


Con la tecnología de Blogger.
Facebook  
 

Busca en nuestra web

Archivo

Síguenos por email