martes, 25 de noviembre de 2014

Marina Albiol se compromete a ser el altavoz de los colectivos LGTBi en la UE y a hacer frente en las instituciones a la LGTBifobia


Marina Albiol se ha comprometido a hacer de altavoz de los colectivos LGTBi en las instituciones comunitarias, a luchar contra la LGTBfobia y luchar para conseguir la igualdad y el reconocimiento se implanten en todos los Estados miembro de la Unión Europea.

La reunión, mantenida el pasado viernes 21 de noviembre, en la que han participado la Fundación 26 Diciembre, la Fundación Triángulo, la FELGTB, CESIDA, FAGC y Chrysallis, más allá de centrarse exclusivamente en la situación de la discriminación y la agresión sistemática que sufren las personas LGTBi en la UE, ha tocado temas como la pasividad del Gobierno español en materia de violencia LGTBi. En especial, en lo que se refiere a la protección a las víctimas, una realidad sobre la que la UE está promoviendo diferentes políticas pero que el Ejecutivo del PP desoye e incumple constantemente.

Las organizaciones también han expuesto a la portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo las trabas administrativas a las que se enfrentan las personas LGTBi para acceder a la libre determinación de género y al cambio de nombre sin necesidad de tratamientos –incluidos las y los menores-; así como la inexistencia de legislación que permita la libertad de movimiento de las familias LGTBi.

La denominación que hace la Organización Mundial de la Salud (OMS) del VIH como enfermedad contagiosa es otra de las denuncias expresadas, ya que conlleva toda una serie de circunstancias discriminatorias. En el encuentro se ha puesto como ejemplo el de los centros de mayores, donde se deniega el acceso a los seropositivos. Los colectivos han expresado la necesidad de que la OMS defina el VIH como “enfermedad transmisible”.

Los problemas de las personas inmigrantes LGTBi, que solicitan asilo en el Estado español, también han estado encima de la mesa. Existe una legislación que contempla la concesión de asilo a aquellas personas que son perseguidas sexualmente en sus países de origen, sin embargo el Gobierno las incumple sistemáticamente.

Por último, las organizaciones han querido denunciar la situación de las personas LGTBi en Andorra, donde el Obispo de la Seu d’Urgell, que es copríncipe del país junto con el presidente francés François Hollande, ha vetado el matrimonio entre personas del mismo sexo que se iba a aprobar el próximo jueves, quedando reducido a unión civil.

Con la tecnología de Blogger.
Facebook  
 

Busca en nuestra web

Archivo

Síguenos por email