domingo, 30 de noviembre de 2014

MANIFIESTO POR EL DÍA INTERNACIONAL DE LUCHA CONTRA EL VIH-SIDA


Este 1 de diciembre, día internacional de lucha contra el VIH-SIDA, queremos visibilizar

la nefasta situación en la que estamos inmersas las personas que vivimos con el VIH.

Resistiendo a una marea neoliberal de recortes y de suspensión de los canales democráticos

institucionales, un año más volvemos a pelear por nuestra dignidad como personas, por los

derechos y las libertades conseguidas por nuestras hermanas en el pasado.


Con la reforma del artículo 135 de la Constitución, tanto el PP como el PSOE han

decidido priorizar el pago de una injusta deuda antes que proteger nuestros intereses como

ciudadanos y ciudadanas. Con esta medida, se crean las condiciones necesarias para que las

políticas sociales sean insuficientes y precarias, para que no puedan garantizarnos una vida

que merezca la pena ser vivida.  Ahora es el momento de darle la vuelta a la tortilla,

recuperando una democracia ineludible para garantizar que nuestros cuerpos y sexualidades

no queden supeditados a los caprichos del 1%, a los afanes egoístas de los de “arriba”.


Desde ALEAS-IU, hemos confrontado el decreto impulsado por el gabinete de Ana

Mato que expulsa del sistema sanitario a las personas inmigrantes en situación administrativa

irregular (sin papeles); nos negamos a los recortes en prevención y a las actuaciones que

asfixian a las organizaciones que trabajan cuestiones relativas al VIH/SIDA; nos hemos opuesto

a las distintas reformas laborales que fomentan la discriminación en el trabajo hacia las que

vivimos con el VIH; hemos reclamado la cobertura sanitaria para todas las personas en un

sistema sanitario público, universal y de calidad que cuente con los tratamientos para la

Hepatitis C en su cartera de servicios; y muchas más propuestas que las élites políticas no

están dispuestas a aceptar. Esto último es motivo suficiente para que sigamos organizadas y en

las calles, para que sean conscientes de que no somos una “mayoría silenciosa”, sino más bien

un pueblo con dignidad dispuesto a ganar.


Sin más realizamos un llamamiento a la movilización de los colectivos y organizaciones

feministas, LGTBI, y de todas aquellas que luchan contra el estigma con el que cargamos las

personas que vivimos con el virus. No nos moveremos de las calles ni de las plazas; lucharemos

porque las instituciones vuelvan a ser nuestras, porque es el mejor homenaje que podemos

rendir a todas aquellas que lucharon por lo que hoy nos están expoliando.


Con la tecnología de Blogger.
Facebook  
 

Busca en nuestra web

Archivo

Síguenos por email