miércoles, 27 de noviembre de 2013

Firmes en la lucha por la erradicación del VIH/Sida: sus recortes son nuestras muertes


Una vez más, con motivo del 1 de diciembre, desde ALEAS-IU expresamos nuestro más enérgico compromiso con la lucha por la erradicación del VIH/Sida y por los derechos y libertades de las personas que vivimos con el virus. Ahora más que nunca, en un momento en el que nuestra democracia está secuestrada por los poderes económicos y financieros, reivindicamos más derechos y libertades y nos oponemos a que la exclusión social sea la norma de nuestra sociedad.

Con la excusa de una “crisis”, que nosotras tachamos de “estafa”, asistimos a un retroceso de derechos y libertades inaceptable. Con los drásticos recortes en materia de política social, nos encontramos con una ciudadanía debilitada que vuelve a definirse gracias a las exclusiones de numerosos grupos sociales. A través de políticas como el copago, la externalización de los servicios sanitarios o la retirada de la tarjeta sanitaria a grupos de personas migrantes, los derechos se transforman en los privilegios de unos grupos sociales frente a la indefensión de otros. Evidentemente, es especialmente grave en el caso de las personas migrantes que viven con el VIH, puesto que ello puede conllevar situaciones nefastas en su salud, e incluso la muerte. No obstante, nos vemos en el compromiso de transformar este escenario a través de la recuperación de nuestra democracia y en la ampliación y el fortalecimiento de nuestros derechos y libertades como garantías frente a las situaciones de exclusión, discriminación y desigualdad en las que nos estamos viendo inmersas.

En este contexto de ofensiva neoliberal y conservadora, las élites económicas y los partidos del Régimen, PP y PSOE, nos someten a duras reformas laborales que empeoran la posición de las capas trabajadoras, debilitando nuestros derechos frente a los abusos de la patronal y las discriminaciones en el contexto laboral. En el caso de las personas que vivimos con el VIH, todas las reformas emprendidas por los dos grandes partidos provocan una mayor vulnerabilidad ante los despidos calificados eufemísticamente como “procedentes”. Semejante injusticia es la prueba de que nuestra democracia se encuentra en una grave situación, imponiéndose los dictados de las élites económicas sobre nuestros derechos y libertades.

Mientras PP y PSOE repiten el dogma de la inviabilidad de alternativas y mantienen como únicamente “posible” su sumisión a los grandes poderes económicos, desde ALEAS-IU sabemos que no tiene por qué ser así, y que existen posibilidades reales de construir otro escenario “desde abajo” y de manera democrática. Por ello, frente a las medidas neoliberales y conservadoras, insistimos en revindicar una mayor educación sexual y feminista en todo el ámbito educativo, desde una gestión pública, laica, de calidad y no excluyente.

Desde ALEAS-IU aplaudimos el importante papel que está cumpliendo el movimiento LGTBI en relación a la lucha contra el VIH/Sida, así como por la no discriminación y exclusión de las personas que viven con el virus. Sintiéndonos parte de dichas luchas, compartiendo problemáticas y realidades, reivindicamos su genealogía y seguimos trasladando sus propuestas a las instituciones públicas. Así lo hemos hecho, por ejemplo, con una Proposición no de Ley presentada en el Congreso de los Diputados por la erradicación del VIH/Sida, o con las diferentes interpelaciones al Gobierno central para fiscalizar su incumplimiento de los acuerdos internacionales en esta materia. Con todo, seguimos en el compromiso de construir una “vida que merezca la pena ser vivida” para todas las personas, sin exclusión ni discriminación de ningún tipo. Frente al abandono de las personas con VIH/Sida, firmeza, compromiso y decisión. Sus recortes son nuestras muertes.



Con la tecnología de Blogger.
Facebook  
 

Busca en nuestra web

Archivo

Síguenos por email