lunes, 1 de julio de 2013

PNL registrada por IU-CM instando al Gobierno de la CAM a su implicación en el adecuado desarrollo del Orgullo LGTBI


Exposición de motivos

1. Existe discriminación

En los últimos años, ha existido un reconocimiento formal de derechos a lesbianas, gais, transexuales y bisexuales, fruto de la movilización social, la sensibilización y la concienciación ejercida por parte de las organizaciones LGTBI, protagonistas en los importantes avances que se han ido alcanzando a lo largo de los años. Pero testigos también de los retrocesos que actualmente se están dando en materia de derechos y libertades de la población LGTBI: el bullying y el mobbing LGTBIfóbicos, la exclusión sociolaboral de las personas transexuales, la elevada prevalencia de VIH en el grupo de HSH, las medidas legales que llevan a algunos países a criminalizar al colectivo LGTBI, y un largo etcétera. Ante estas dramáticas situaciones, todavía sigue siendo necesario celebrar el Orgullo LGTBI, cada 28 de junio, con el fin de reivindicar la igualdad y la diversidad, así como para denunciar la desigualdad y la discriminación.

2. Historia del Orgullo

Este evento tiene su origen en la madrugada del 28 de junio de 1969, cuando la policía irrumpió en el neoyorkino bar Stonewall Inn (establecimiento de referencia para los colectivos LGTBI) para llevar a cabo una redada indiscriminada, que provocó una batalla campal donde las personas LGTBI fueron maltratadas y despreciadas por la policía. Los disturbios acabaron con muchas personas heridas y detenidas. Así, esta revuelta dio lugar a la conmemoración del Día del Orgullo LGTBI (lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales) que hoy se celebra los días 28 de junio en todo el mundo.

Las primeras celebraciones en nuestro país, fueron manifestaciones ilegalizadas durante el franquismo y la transición. Fueron marchas formadas por muy pocas personas, recibidas con desprecio e insultos en la Puerta del Sol. Sin embargo, en los últimos años, más de un millón de manifestantes tanto madrileñas, como españolas y de otros países, colapsan la Gran Vía de Madrid en la celebración reivindicativa del 28 de junio. Esta marcha multitudinaria se ha convertido en un acontecimiento de interés mundial.

Además de la manifestación, el Orgullo LGTBI lleva aparejado un gran número de eventos culturales y políticos de debate, celebración, reivindicación y lucha por una causa: la igualdad real, el reconocimiento de derechos y la visibilidad de la diversidad afectivo-sexual. En la celebración de estos eventos, se han implicado históricamente diversos colectivos sociales y políticos, que han logrado multiplicar el interés de la sociedad por este acontecimiento.

El Orgullo LGTBI es una movilización social que no renuncia a ser, además, una fiesta vecinal y popular para celebrar y hacer visible la diversidad afectivo-sexual. Es una manifestación política, que debe alejarse de intereses particulares y empresariales para no perder su espíritu reivindicativo.

3. Implicación institucional y social

El Orgullo LGTBI, debe ser una convocatoria promovida por el tejido asociativo LGTBI, a través de coordinadoras o asambleas, y apoyado por otras organizaciones políticas, sociales y sindicales comprometidas firmemente con la causa de la igualdad y la diversidad. Si bien, también ha de contar con el respaldo y la implicación directa de las instituciones municipal y regional, que deben dar el soporte material necesario para un evento del prestigio e incidencia internacional como es el Orgullo LGTBI.

4. Competencia autonómica

Es responsabilidad de la Comunidad de Madrid, impulsar estos actos de participación política de la ciudadanía, de reconocimiento de derechos y de reivindicación de la igualdad. Así lo exige el Estatuto de Autonomía en su artículo 7.4º: “Corresponde a los poderes públicos de la Comunidad de Madrid promover las condiciones para que la igualdad sea real y efectiva, removiendo los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de la los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social”.

Igualmente, la Comunidad velará por un ordenado y seguro desarrollo de los espectáculos públicos, conciliando todos los derechos e intereses de la ciudadanía, velando por la protección del medio ambiente, la protección de asistentes y la eliminación de las barreras a la diversidad funcional.

Tanto es así, que la Comunidad de Madrid ha sido receptora de otros eventos de similares dimensiones y necesidades materiales, implicándose en la buena marcha de los mismos.

No hay duda de que el Orgullo LGTBI tiene la misma dimensión y trascendencia social, al menos, que otros eventos celebrados recientemente en nuestra Comunidad, como las Jornadas Mundiales de la Juventud Católica y, por tanto, exigimos el reconocimiento de tal dimensión social, interés público y repercusión nacional e internacional y, por ende, que desde las instituciones se actúe en consecuencia.

Por todo ello, el Grupo Parlamentario IU-LV presenta, para su debate ante el Pleno de la Cámara, la siguiente:

Proposición No de Ley

La Asamblea de Madrid insta al Gobierno regional a adoptar las medidas necesarias para implicar a la Comunidad de Madrid en el adecuado desarrollo del Orgullo LGTBI:

1. Promover la firma de un convenio entre la Comunidad de Madrid y las entidades sociales organizadoras del Orgullo LGTBI que garantice:

-la necesaria adecuación de los servicios públicos que requieran el especial carácter y dimensión de la celebración y
-la atención a las necesidades de las personas asistentes al evento, así como el ofrecimiento de la mejor muestra de hospitalidad, con nuestros servicios públicos de calidad.

Para ello, se establecerán los mecanismos de coordinación necesarios entre la Comunidad de Madrid y las entidades sociales organizadoras. Y se promoverá su celebración cada año.

2. Incorporar a dicho convenio al menos, y sin perjuicio de otras necesidades que se determinen en el futuro, la colaboración en las siguientes materias y finalidades concretas:

-Transportes, para que se puedan arbitrar las medidas necesarias que faciliten la movilidad de las personas participantes durante su estancia en la Comunidad de Madrid, así como para la elaboración de los programas de ayuda e información de itinerarios.

-Disponibilidad y adaptación de la red pública de colegios e institutos, así como de los albergues de la Comunidad de Madrid, para el alojamiento y pernoctación de las personas participantes y para la realización de actos, encuentros y reuniones relacionados con el Orgullo LGTBI.

-Intensificación de los servicios sanitarios hospitalarios, así como del SUMMA 112, para el establecimiento de hospitales de campaña allí donde se agrupen multitudinariamente las personas que asistan a los actos principales de la celebración.

-Coordinación de los servicios de protección civil y seguridad para hacer efectiva la protección de cuantas personas acudan al acontecimiento.

-Coordinación con los medios de comunicación y oficinas de turismo, en concreto, la cesión de espacio informativo en TeleMadrid y colaboración en la difusión del desarrollo del Orgullo LGTBI.

-Preparación, ejecución y desarrollo de actos culturales complementarios de la celebración, con determinación de los locales más adecuados para cada evento, a modo que resulten adecuados al carácter reivindicativo y lúdico que es propio de la Jornada.

A través de la cesión de espacios y prestación de servicios públicos propios, no supondrá, en ningún caso, la implementación de ninguna partida extraordinaria de gasto para el presupuesto de la Comunidad de Madrid, tal y como se ha realizado en anteriores eventos de similar dimensión al Orgullo LGTBI.


Fdo: Dª. María Espinosa de la Llave
Diputada Grupo Parlamentario de IU-LV
Con la tecnología de Blogger.
Facebook  
 

Busca en nuestra web

Archivo

Síguenos por email