lunes, 22 de julio de 2013

ALEAS-IU exige la dimisión de la ministra Ana Mato por sus medidas discriminatorias contra los derechos de las mujeres solteras, lesbianas y bisexuales


El Área de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual (ALEAS) de Izquierda Unida ha exigido hoy la dimisión de Ana Mato como ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad a raíz de la propuesta de su departamento de dejar sin cobertura legal a las mujeres solteras, lesbianas y bisexuales que quieran hacer uso de su derecho a la reproducción asistida en el sistema sanitario público.

Para el coordinador federal de ALEAS-IU, Alberto Hidalgo, de llevarse a cabo, estas medidas “confrontarían directamente con la dignidad de las mujeres lesbianas y bisexuales o de aquellas que han decidido libremente formar una familia monoparental”. Además, Hidalgo ha destacado que “la doctrina del Tribunal Constitucional avala la plena igualdad en lo que a derechos de los matrimonios entre personas del mismo sexo se refiere”, recordando la resolución del Tribunal Constitucional del pasado año sobre la legalidad del matrimonio igualitario, “con lo que la propuesta del departamento de la ministra Mato sería claramente ilegal, además de discriminatoria”.

Para ALEAS-IU, con medidas como ésta, el Gobierno del Partido Popular “no hace más que reafirmar su intolerancia y animadversión en cuanto a la igualdad real de todas las personas se refiere, sean cuales sean sus prácticas u orientaciones sexuales, al intentar imponer su modelo de familia nuclear a toda la sociedad, invisibilizando e ignorando las demandas propias de los colectivos LGBTI, un sector cada vez más amplio en la realidad política y social del Estado Español”.

ALEAS-IU cree que “al negar la fecundación asistida dentro del sistema sanitario público a mujeres lesbianas, bisexuales o sin pareja reconocida, el Gobierno responde a condicionamientos exclusivamente ideológicos. Por un lado, de esta manera, el Ejecutivo del Partido Popular intenta culpabilizar de la supuesta mala situación económica del sistema sanitario público a colectivos que no comulgan con su modelo de familia y ciudadanía, como ya lo hiciera con la población migrante, cuando, en realidad, el coste económico del protocolo para la fecundación asistida es ínfimo. Por otro, el Gobierno conservador intenta dirigir así a las personas interesadas en la fecundación asistida desde la red sanitaria pública al sector privado, reafirmando así su compromiso neoliberal”.

Por último, ALEAS-IU mantiene que “el Gobierno del Partido Popular pretende crear de esta manera rangos jurídicos jerarquizados, con ciudadanas de primera, las mujeres abiertamente heterosexuales y casadas, y de segunda (lesbianas, bisexuales, solteras), criminalizando y homogeneizando a todo este grupo bajo el epígrafe de “rarezas anormales”, y por lo tanto no dignas del mismo tratamiento formal”.

El Área LGTBI de Izquierda Unida, quiere mostrar, una vez más, “su firme compromiso de respeto y defensa de los derechos de estos colectivos, y lamenta que, como de costumbre, el Gobierno del Partido Popular no esté a la altura a la hora de dar cabida en las instituciones a las demandas de amplios sectores de la sociedad”.

Por todo esto, Alberto Hidalgo ha reiterado que “el respeto a nuestros derechos por parte de las instituciones públicas democráticas no pueden depender de las convicciones ultraconservadoras, machistas y LGTBIfóbicas, de una ministra y su departamento. “Por ello, desde el Área de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual de Izquierda Unida exigimos la inmediata dimisión de Ana Mato al frente del ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad” ha asegurado.
Con la tecnología de Blogger.
Facebook  
 

Busca en nuestra web

Archivo

Síguenos por email