miércoles, 10 de abril de 2013

ALEAS-IU rechaza con contundencia las nuevas declaraciones homófobas del obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig Plá


Con motivo de la presentación del “Encuentro Internacional por la Vida”, que tendrá lugar el próximo fin de semana en la Universidad CEU-San Pablo, el obispo de Alcalá de Henares ha vuelto a realizar unas declaraciones homófobas y sexistas. Juan Antonio Reig Plá ha asegurado que “introducir ciertas ideologías en la enseñanza lleva al cuestionamiento, por parte de los niños, de su condición homosexual”. 

Además de ello, este obispo ha aprovechado la ocasión para refrendar las palabras pronunciadas el pasado 7 de Abril de 2012 en la homilía retransmitida por TVE acerca de la homosexualidad y el aborto. Así, asegura que el día en que se deroguen las leyes que regulan la interrupción voluntaria del embarazo habrá un “grito de libertad”, y que “probando” las chicas y chicos pueden incluso llegar a “prostituirse”. En palabras del propio obispo: “Hablaba de niños que llevados por una ideología pueden dudar de su condición e identidad sexual y que a veces puede llevar a que uno pruebe si es de una manera o de otra”. 

El Área de Libertad de Expresión Afectivo Sexual (ALEAS) de Izquierda Unida ha mostrado su “rechazo y estupor” ante tales declaraciones, que a juicio suponen un “nuevo insulto al colectivo de lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales, a quienes se ataca sistemáticamente desde los púlpitos por no ajustarse a las prácticas afectivo-sexuales regladas por la Iglesia Católica”. De la misma manera, ALEAS-IU ha rechazado las palabras referidas al aborto, “que no pretenden sino un retroceso en los derechos reproductivos conquistados por las mujeres”. Para el área de libertades sexuales de IU “el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo ha de ser una decisión tomada libre y soberanamente por las mujeres y apoyada y protegida por las leyes estatales, no por las altas esferas de ninguna confesión religiosa”. 

Una vez más, ALEAS-IU ha defendido decididamente “toda medida dirigida a promover la igualdad, el respeto y el compromiso con los derechos y libertades sexo-afectivas de las personas, sean aquellas de la orientación que sean, en perfecta armonía con la doctrina de los Derechos Humanos y la vigente legislación internacional”. Y en esta línea ha lamentado la “falta de firmeza, de responsabilidad y de voluntad política” del Gobierno del Partido Popular ante la necesidad de revisar las relaciones bilaterales entre el Estado y la Iglesia Católica, “permitiendo que ésta siga conservando una posición de privilegio social que atenta contra el reconocimiento de la igualdad de las diversas realidades afectivo-sexuales”.
Con la tecnología de Blogger.
Facebook  
 

Busca en nuestra web

Archivo

Síguenos por email