viernes, 23 de noviembre de 2012

Artículo de opinión: Más allá del matrimonio


Hoy, supuestamente, el Tribunal Constitucional se va a pronunciar sobre el recurso al matrimonio igualitario que puso el PP en el año 2005. Con este noticia nos llevamos levantando casi todas las semanas desde septiembre, pero hoy parece que sí... hoy será el gran día porque, supuestamente, el Tribunal rechazará el recurso de la vergüenza que interpuso el Partido Popular hace siete años. Hoy puede ser un gran día, como diría aquella canción de Serrat.

Lo que me hace escribir sobre este tema es el jolgorio, el zapaterismo, la alegría desenfrenada que ha surgido entre el colectivo. Hasta aquí, todo correcto. Pero ayer leí en el Twitter de un activista y político del PSOE que “hoy finalmente se pondrá fin a siglos de discriminación“. ¿Siglos de discriminación acaban hoy? Pese a que el PSOE y la mayoría del colectivo se ensalzan en el matrimonio y hacen de éste el arma de batalla contra el PP y el resto de discriminadores, la discriminación no acaba con un derecho constitucional.

Me espantan unas palabras como las de ese político socialista. Me espanta que el colectivo se contente con una ley que todos relacionan con Zapatero, obviando décadas de lucha de activistas (o propuestas parlamentarias anteriores a las del PSOE). Hoy acabará la incertidumbre de más de 20.000 parejas, hoy se normalizará el matrimonio, hoy terminará una etapa de lucha frente a una discriminación vergonzosa... pero hoy, lamentándolo mucho, no se pone fin a siglos de discriminación. Declarar eso es peligroso e injusto con la lucha de cientos de personas.

Aunque el recurso se tumbe, previsiblemente se hará con 7 votos frente a 5 jueces “conservadores”. Aunque el matrimonio igualitario sea constitucional, el PP seguirá gobernando de la mano de la Iglesia, la institución más homófoba que puede haber. El PP seguirá defendiendo una educación segregada, una educación con religión y también seguirá dando dinero público al Opus Dei para que “eduque” a nuestros hijos. Nos seguirá gobernando Rajoy, que iba a las manifestaciones del Foro de la Familia contra el matrimonio igualitario. Madrid seguirá siendo gobernada por la señora de las peras y las manzanas.

Rouco Varela y sus obispos seguirán atacándonos desde sus púlpitos, asustando a las viejas con la idea de que vamos a lugares oscuros a prostituirnos y encontramos el infierno. La discriminación en las escuellas y el “bulliyng” seguirán existiendo. La Ley de Identidad de Género aprobada por Zapatero seguirá siendo insuficiente. Seguirá habiendo Consejeras de Salud “progresistas” que optan por la patologización de la transexualidad.

Hoy, la igualdad legal se habrá normalizado..., pero para poner fin a la discriminación aún quedan muchos años de lucha. Hoy celebremos con alegría, pero mañana sigamos transformando la sociedad, es la única forma de conseguir la igualdad real.

Daniel González
Coordinador de ALEAS Andalucía
Con la tecnología de Blogger.
Facebook  
 

Busca en nuestra web

Archivo

Síguenos por email