viernes, 26 de octubre de 2012

ALS IU-CM denuncia la discriminación que supone la nueva ordenanza municipal del Ayuntamiento de Madrid hacia las personas que viven con VIH


El área LGTBI de Izquierda Unida-Comunidad de Madrid (IU-CM) considera que la iniciativa aprobada por el equipo de Ana Botella (PP) supone un ataque a los derechos humanos más básicos de las personas que viven con VIH, al reforzar la discriminación, una vez más,para ejercer un trabajo como el de taxista. La iniciativa supone apartar de esa opción laboral a un colectivo de personas que pueden estar tan capacitadas para realizar este trabajo como cualquier otra. Esta medida no podría resultar menos indignante al provenir además de un ayuntamiento en cuyas funciones no figura reforzar el estigma social que recae sobre estas personas y que supone,muchas veces, una vida en graves condiciones de exclusión social y laboral. 

El estigma y la discriminación son dos mecanismos de perpetuación de las situaciones de desigualdad que sufren las personas que viven con el VIH. Por ello, desde IU-CM se han realizado múltiples denuncias del tinte conservador que contienen las políticas del Partido Popular dirigidas a recortar subvenciones públicas y derechos sociales y laborales. Una política radicalmente antisocial bajo un gobierno que favorece a los poderosos facilitando la especulación urbanística, la precariedad laboral y la destrucción de los servicios públicos. 

La medida puesta en marcha por Ana Botella, junto a las emprendidas por el PP a nivel central, como el gran recorte en prevención del VIH o la retirada de la tarjeta sanitaria a las personas migrantes sin contrato de trabajo, responden a una política regresiva en materia de derechos y libertades. Una política que se ha venido denunciado desde IU-CM y desde los distintos colectivos y asociaciones, tanto en las calles como en las instituciones donde se tiene representación. Por ello, desde la izquierda se vuelve a exigir el cese del desmantelamiento del Estado de Bienestar y la recuperación una política institucional secuestrada hoy por los mercados. 

Sin más, la militancia del Área de Libertades Sexuales (ALS) de IU-CM exige la retirada de tal requisito en esta ordenanza municipal, así como el cese de la política neoliberal y conservadora llevada a cabo por el PP en la ciudad de Madrid. Reivindicamos una ciudad habitable para las personas, con unos servicios públicos de calidad, con los derechos y las libertades como su sello de identidad. Con ordenanzas de este tipo, propias de épocas muy oscuras y poco democráticas, el Ayuntamiento de Madrid se convierte en cómplice de la discriminación, la violencia y la estigmatización que viven muchas personas cada día.
Con la tecnología de Blogger.
Facebook  
 

Busca en nuestra web

Archivo

Síguenos por email