lunes, 14 de noviembre de 2011

Entrevista a Alberto Hidalgo, coordinador de ALEAS IU

Especial 20N: Alberto Hidalgo, candidato por IU

En esta ocasión Alberto Hidalgo, de Izquierda Unida y coordinador federal de ALEAS-IU (Área de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual de Izquierda Unida), responde a nuestras preguntas sobre el programa de su partido para las elecciones del próximo domingo.

¿Cuáles son las mayores inquietudes de gais, lesbianas, transexuales y bisexuales a día de hoy a juicio de IU?

Hoy las principales inquietudes del colectivo LGTBI se resumen en conquistar la igualdad real, consolidar la igualdad legal y transformarla en igualdad social. Lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales continúan sufriendo discriminación y violencia en sus vidas cotidianas. Hay que trabajar contra la LGTBIfobia en los puestos de trabajo, en las escuelas, en las universidades... y para ello desde IU planteamos la elaboración y aprobación de una Ley Integral contra la LGTBIfobia como una de nuestras principales apuestas programáticas. IU es la única garantía de la igualdad real, frente a un PP que recurre nuestros derechos y un PSOE que nos condena a la precariedad y el desempleo.

¿Qué puede aportar IU en esta nueva legislatura en materia LGTB?

En esta nueva legislatura IU seguirá representando un firme baluarte contra los retrocesos sociales que abandera la derecha y en favor de nuevos avances que consoliden lo alcanzado y conquisten nuevos ámbitos de libertad y de igualdad. Propondremos la aprobación de una Ley Integral contra la LGTBIfobia, la despatologización de las identidades trans y la reforma de la Ley de Identidad de Género; defenderemos un Estado laico libre de imposiciones religiosas; impulsaremos la firma de un Pacto de Estado contra el VIH-sida; lucharemos contra el bullying LGTBIfóbico, la precariedad laboral y el desempleo; y defenderemos el respeto a la diversidad familiar, sin olvidar cuestiones transversales y cruciales como la igualdad de género, la visibilidad de las personas mayores y el empoderamiento de la juventud LGTBI.

Está empezando a salir a la luz un tema que, mediáticamente, ha permanecido en gran parte oculto: la violencia doméstica en parejas LGTB. ¿Es necesario crear una ley integral que lo trate, como recogéis en vuestro programa, aparte de las medidas genéricas ya aprobadas y puestas en marcha? ¿Tan diferente es de la violencia en parejas heterosexuales?

En IU somos conscientes de que la violencia en parejas del mismo sexo o violencia intragénero es hoy una triste realidad social que debemos enfrentar con urgencia. No podemos mirar hacia otro lado. Todas las medidas en esta dirección son bienvenidas, pero desde IU defendemos que esta realidad sea tratada con prioridad en el parlamento que se conforme después del 20N.

En su programa electoral IU incluye, dentro de su propuesta de Ley Integral contra la LGTBIfobia, la elaboración y puesta en marcha de un programa contra la violencia intragénero que contemple también ámbitos educativos y preventivos. Sin embargo, este solo sería un primer paso. Creemos que el objetivo final debe ser una ley específica contra este tipo de violencia.

El debate está abierto. Desde IU no somos partidarios de incluir esta realidad en la actual Ley de Violencia de Género. Creemos que esta normativa nace para enfrentar la violencia específica que el hombre ejerce contra la mujer en el marco de un sistema machista y patriarcal. En ocasiones la violencia intragénero puede reproducir elementos de este tipo de violencia, pero en otras muchas ocasiones creemos que no es así. Y por tanto defendemos una ley específica y diferenciada para luchar contra la violencia en parejas del mismo sexo.

¿Qué ocurrirá si el recurso interpuesto contra el matrimonio igualitario prospera? ¿Tenéis algo pensado desde IU?

El PP interpuso en el año 2005 un recurso de anticonstitucionalidad contra la ley de reforma del Código Civil en materia de matrimonio. Han pasado ya varios años y este partido mantiene su vergonzoso recurso contra los derechos de lesbianas, gais y bisexuales. Pero en estos años el PP ha trabajado con ahínco para evitar también la renovación del Tribunal Constitucional, que debe pronunciarse sobre ese recurso. Si las encuestas electorales aciertan, tendremos un PP con fuerza parlamentaria suficiente para influir con determinación en la formación de un nuevo Tribunal Constitucional claramente conservador.

Si el “recurso de la vergüenza” prospera, IU estará en las calles y en las instituciones, junto al movimiento LGTBI, defendiendo nuestros derechos y exigiendo respeto hacia la igualdad y la diversidad. Si el problema es la Constitución de 1978 exigiremos contundentemente su reforma para que en la ley de leyes quepamos todas y todos. Pediremos esa reforma para proteger y garantizar la dignidad de lesbianas, gais y bisexuales y la seguridad jurídica de nuestros matrimonios y familias, pero sin olvidar que nuestra propuesta como republicanas es la apertura de un proceso constituyente para elaborar una nueva carta magna.

¿En términos generales, qué resultado electoral prevéis para el 20 de noviembre?

Izquierda Unida concibe el 20N como un punto de inicio en un proceso de convergencia de la izquierda alternativa en nuestro país a largo plazo. Por ello, concurrimos a estas elecciones con una amplia coalición electoral que plantea la defensa de la democracia, los derechos sociales y los servicios públicos. Sin embargo, este proceso deberá seguir su camino después de estos comicios, con el objetivo de lograr la consolidación de un polo de izquierdas potente, crítico y alternativo frente a la sumisión de PP y PSOE a la dictadura de los mercados.

En IU tenemos buenas expectativas electorales, a pesar de una ley electoral injusta y antidemocrática que nos castiga especialmente. Ante la desilusión y la resignación nos queda la esperanza y la movilización. Estamos llamando a la rebelión en las calles y en las urnas y el 20N conseguiremos un grupo parlamentario de izquierdas fuerte, que defienda nuestras conquistas sociales y encabece la resistencia parlamentaria contra las imposiciones de los mercados.

Antonio Poveda, presidente de la Federación Estatal, ha recordado que Izquierda Unida fue la primera formación política que reflejó de manera efectiva las demandas del colectivo LGTB, ¿cómo veis la evolución desde ese entonces hasta ahora respecto al colectivo LGTB?

En efecto, Izquierda Unida fue la primera fuerza política española que defendió en las instituciones los derechos del colectivo LGTB: parejas de hecho del mismo sexo, matrimonio igualitario con adopción, libre identidad de género... etc. Y fue pionera también en formar en su seno un grupo de trabajo por las libertades sexuales, el Área de Expresión Afectivo-Sexual (ALEAS).

Desde IU celebramos los avances sociales conquistados en materia de igualdad durante estos últimos años, pero condenamos la instrumentalización electoralista que el PSOE hace de estos logros. Los derechos conquistados no nos los ha regalado nadie, se han conseguido gracias a la incansable lucha del movimiento LGTBI, lucha en la que siempre ha contado con la izquierda alternativa y transformadora como su principal aliado.

Hemos tocado la igualdad legal con la punta de los dedos, todavía quedan nuevos pasos por dar en el ámbito legislativo, pero la prioridad ahora es centrarse en el plano social. Hay que pasar de la igualdad legal a la igualdad social, real y efectiva. Y en este objetivo la lucha contra la discriminación ocupa un lugar privilegiado. Los avances legales deben ser el principio de nuestra lucha, no el fin.

Desde IU os habéis reunido con la FELGTB de cara a estas elecciones, ¿qué resultados han salido de este encuentro?

Izquierda Unida ha mantenido dos reuniones con la FELGTB de cara a este proceso electoral que concluirá el 20 de noviembre, especialmente con el objetivo de recoger las demandas y propuestas de la Federación en nuestro programa electoral, tal y como venimos haciendo desde hace muchos años. En estas dos citas hemos fortalecido nuestros lazos de colaboración y hemos reafirmado nuestro compromiso histórico con la lucha por la igualdad y la diversidad. El resultado es una sintonía muy satisfactoria ante los nuevos retos que se abren para el colectivo LGTBI después de las próximas elecciones generales.

El Partido Popular ha asumido ya un papel de vencedor en las elecciones, ¿está ya todo decidido?

Nada está decidido. Las urnas todavía se encuentran vacías y el próximo domingo deben llenarse de votos de rebeldía y dignidad. El PP ha asumido un papel de vencedor, y el PSOE tan solo pretende ya “salvar sus muebles”. Pero, la dicotomía en estas elecciones no está entre PP y PSOE, sino entre democracia y mercados. Izquierda Unida no se resigna y seguirá trabajando hasta el último minuto de esta campaña para sumar apoyos en la construcción de una alternativa social y democrática a la crisis del capitalismo. IU llama a la rebelión ciudadana, y lo hace especialmente pensando en los colectivos sociales más castigados por los efectos de esta crisis: las mujeres, la juventud, las personadas desempleadas, el colectivo LGTBI.

¿Crees que realmente peligran los derechos logrados en los últimos años si el Partido Popular llega al gobierno?

Nuestros derechos peligran, y por esta razón pedimos que ningún voto de la ciudadanía comprometida con la igualdad y la diversidad vaya a partidos contrarios a las reivindicaciones LGTBI. El PP es el partido de la LGTBIfobia y hoy como ayer abandera recortes en nuestros derechos sociales y civiles, el matrimonio igualitario es uno de ellos. Pero en IU lo tenemos claro, si el partido de Rajoy sigue empecinado en negar la dignidad democrática de miles de ciudadanas y ciudadanos nos encontrará enfrente, junto al movimiento LGTBI, en las calles y en el Parlamento. Nuestros derechos no pueden estar en entredicho.

Fuente: Cáscara Amarga
Con la tecnología de Blogger.
Facebook  
 

Busca en nuestra web

Archivo

Síguenos por email