jueves, 4 de julio de 2013

Izquierda Unida por una juventud LGTBI sin armarios


El pasado mes de abril, tras una serie de intensos debates parlamentarios y grandes movilizaciones en las calles, tanto a favor como en contra, asistíamos finalmente a la noticia de la aprobación del matrimonio igualitario en Francia. No mucho tiempo antes se había reconocido también este derecho en Uruguay y Nueva Zelanda, y apenas un mes más tarde, el 14 de mayo, incluíamos a Brasil en la lista de países que no tienen en cuenta el sexo de las personas a la hora de contraer matrimonio. Tantos años de lucha colectiva están, finalmente, dando sus frutos.

En el Estado español se cumplen ocho años del reconocimiento de este derecho a todas las personas, independientemente de su orientación sexual. Precisamente por lo difícil y costoso que ha sido llegar hasta aquí debemos felicitarnos y disfrutar de lo conquistado, reconociendo a todas las personas anónimas que han dedicado su tiempo y esfuerzos a que otras y otros podamos hoy expresar y vivir libremente nuestra orientación sexual e identidad de género. No obstante, el necesario reconocimiento de derechos no puede traducirse en desmovilización, haciéndonos pensar, equivocadamente, que ya no queda nada por hacer.

Desde las áreas federales de Juventud y Libertad de Expresión Afectivo-Sexual (ALEAS) de Izquierda Unida consideramos que, sin duda, uno de los ámbitos destacados en los que debemos trabajar para la consecución de la igualdad real y efectiva es la educación. En este sentido se hace necesario entender como una prioridad la lucha contra el acoso escolar o bullying LGTBIfóbico. Este acoso tiene consecuencias tan graves como que un 20% de la población LGTBI haya intentado suicidarse durante su adolescencia, representando más de la mitad de la totalidad de adolescentes que intenta poner fin a su vida. Estas situaciones de acoso extremo potencialmente derivables en suicidio son sólo la punta del iceberg de la violencia, física y simbólica, a la que se exponen chicas y chicos desde temprana edad por no ajustarse su orientación sexual o su identidad de género a la norma preestablecida socialmente.

Si bien este acoso LGTBIfóbico es especialmente importante en el ámbito escolar por la edad temprana a la que sucede y las consecuencias que conlleva en el desarrollo personal, no finaliza aquí. La no aceptación social de la libre orientación sexual o identidad de género continúa posteriormente en el ámbito laboral. La actual situación de crisis y la preocupante situación del mercado laboral dificulta aún más el acceso a un puesto de trabajo y a su continuidad en el mismo, condicionando e impidiendo en muchos casos la “salida del armario”. Personas LGTBI y jóvenes sufren especialmente la inestabilidad laboral, el paro, la precariedad y, en definitiva, los efectos de las reformas laborales neoliberales impuestas primero por el gobierno del PSOE y posteriormente por el del PP.

La discriminación por motivos de orientación sexual o identidad de género es tan grave como la ejercida en base al sexo o la raza, y consecuentemente ha de ser combatida con firmeza. Desde las áreas federales de Juventud y de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual (ALEAS) de IU consideramos que la solución a esta discriminación, especialmente en la juventud, pasa por la puesta en marcha de protocolos de atención a la diversidad afectivo-sexual en el ámbito escolar y la formación y orientación del profesorado que ayude a la detección y prevención de posibles casos de LGTBIfobia, así como por la aprobación de medidas concretas contra el desempleo juvenil y la precariedad laboral, que afecta doblemente a los colectivos sociales más vulnerables. Sólo con la implantación de contenidos específicos LGTBI de forma transversal en los ámbitos de los servicios públicos (educación, sanidad, etc) y del empleo conseguiremos atajar de manera decidida los casos cotidianos de discriminación a los que se enfrentan tanto niños y niñas como jóvenes LGTBI y ayudarles a que acepten y disfruten libremente sus relaciones afectivo-sexuales. En definitiva, educar en igualdad como apuesta de presente y de futuro, para un juventud libre, diversa y empoderada.
Con la tecnología de Blogger.
Facebook  
 

Busca en nuestra web

Archivo

Síguenos por email