viernes, 7 de junio de 2013

ALEAS-IU condena el asesinato del militante de izquierdas y activista LGTBI francés Clément Méric


En menos de una semana hemos conocido la noticia de varios actos de LGTBIfobia en el mundo. El primero sucedió en Rusia, donde tres individuos secuestraron y torturaron a un activista LGTBI ruso, que más que luchar por conquistar derechos, luchaba por sobrevivir, ya que este país está aumentando de forma extrema y alarmante la represión contra el colectivo LGTBI en los últimos años.

El segundo caso en una semana lo conocimos la madrugada del 6 de junio, cuando Clément Méric, militante del Parti de Gauche y activista LGTBI, que comenzaba este curso sus estudios universitarios en París, recibió una brutal paliza por parte de tres individuos “skinhead”, en la que sufrió la muerte cerebral al impactar su cabeza contra un elemento metálico, según testigos.

Estas agresiones violentas son la prueba irrefutable de que la lucha del movimiento LGTBI no ha hecho más que comenzar. El importante reconocimiento de ciertos derechos civiles en algunos países del mundo, como la reciente legalización del matrimonio igualitario en Francia, no puede hacernos olvidar que estas conquistas son sólo un punto de partida, y nunca la meta de nuestra lucha. La igualdad social, real y efectiva, del colectivo LGTBI queda aún muy lejos y debemos seguir denunciando y combatiendo con determinación la violencia LGTBIfóbica y su impunidad.

Es impensable que a estas alturas de la historia de la humanidad y de la lucha por la igualdad sigamos teniendo que convivir con estos crímenes de odio e ideológicos más propios del III Reich. Estos terribles sucesos deben ser tomados como un toque de atención para todas y todos las/los que luchamos por la justicia social y defendemos la igualdad de todas las personas, puesto que la crisis terminal del sistema capitalista y las medidas de austericidio neoliberal, que están asfixiando a los pueblos de Europa, también están agitando al viejo fantasma del fascismo, un enemigo que nunca fue erradicado del todo y que, como vemos en Grecia, es un peligro posible.

Desde el Área de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual de Izquierda Unida (ALEAS-IU), queremos condenar firmemente este asesinato LGTBIfóbico y mostrar nuestro apoyo más cercano a la familia y amigos del compañero Clément Méric, trasladándole nuestro más sentido pésame y apoyo en estas difíciles horas. Al pueblo francés, al movimiento LGTBI de Francia y a nuestras compañeras y compañeros de la izquierda francesa, queremos trasladarle nuestra solidaridad internacionalista y este claro mensaje: la mejor forma de honrar la memoria de Clément es continuar su lucha.

No olvidamos, no perdonamos. ¡Ninguna agresión sin respuesta! ¡Fascismo nunca más! ¡No pasarán!
Con la tecnología de Blogger.
Facebook  
 

Busca en nuestra web

Archivo

Síguenos por email