lunes, 9 de abril de 2012

No a la homofobia de la Iglesia


ALEAS IU denuncia y condena las declaraciones homófobas del Obispo de Alcalá de Henares

El Área de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual de Izquierda Unida (ALEAS-IU) condena enérgicamente las palabras de odio del obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Plá, así como su difusión en los medios de información de titularidad pública, como es el de Radio Televisión Española. Los medios públicos deberían garantizar la libertad de expresión de la ciudadanía, y por tanto, servir a los intereses de los colectivos sociales. Una democracia “real” no permitiría que se utilicen los medios de comunicación para llamar a la violencia contra gays, lesbianas, transexuales y bisexuales, para estigmatizar y criminalizar la prostitución o para atentar contra los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Mucho menos se permitiría que este tipo de instituciones patriarcales y homófobas estuvieran subvencionadas con millones de euros de las arcas públicas a través de los Presupuestos Generales del Estado mientras se le exige a la mayoría social que se “ajuste el cinturón”.

Izquierda Unida ha sido pionera en llevar a las instituciones políticas las demandas de los movimientos sociales en temas de laicidad, derechos y libertades sexuales. En concreto, desde ALEAS IU se ha denunciado constantemente el doble rasero del PSOE en este tema, cuando denuncia declaraciones tan despreciables, pero al mismo tiempo no apoya ninguna propuesta de los movimientos sociales en favor de un Estado laico. Por otro lado, el Partido Popular siempre ha ofrecido su apoyo a la Iglesia Católica y toda su ideología y así lo demuestran sus políticas, que rechazamos radicalmente. Ante esto, IU no sólo cuestiona la legitimidad de la Iglesia Católica y del poder que ostenta, sino que además, plantea propuestas transformadoras que buscan romper con este tipo de doctrinas que condenan a una amplia parte de la población al dolor, el odio y la violencia.

ALEAS IU reivindica y apoya las acciones directas de protesta, como la besada sucedida ayer, día 8 de abril de 2012, frente a la Catedral de Almudena en Madrid por colectivos LGTB. Es más, animamos a tomar el espacio público y repetir este tipo de acciones como modo de denuncia y protesta frente al odio de la derecha. La manifestación de la diversidad sexual en el espacio público es un derecho legítimo que debe ser protegido, y no hostigado por las fuerzas públicas, como sucedió en las protestas con motivo de la JMJ el pasado verano. Es legítima la denuncia de unos privilegios que refuerzan una sociedad homófoba y machista, mucho más que dejar sin presupuesto las políticas públicas de lucha contra el VIH para llenar las arcas de la Casa Real, los bancos y la Iglesia Católica.
Con la tecnología de Blogger.
Facebook  
 

Busca en nuestra web

Archivo

Síguenos por email