martes, 27 de marzo de 2012

El colectivo LGTB apoya la huelga general del 29M

Manifiesto de organizaciones LGBT en apoyo de la Huelga General del 29 de marzo de 2012

El colectivo LGBT apoya la huelga general del 29M: "QUIEREN ACABAR CON TODO"

La Reforma Laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy afecta a toda la ciudadanía, pero también aumentará las discriminaciones por Orientación Sexual e Identidad de Género en el ámbito laboral.

Es tan RADICAL la reforma que parece exagerado decir que quieren acabar con todo. Pero es absolutamente cierto. Las organizaciones LGBT (Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales) abajo firmantes apoyamos la Huelga General por la gravedad que tiene la eliminación de derechos para TODOS los trabajadores y trabajadoras. Pero queremos señalar algunos puntos que son especialmente graves para la realidad de los y las LGBT.

1.- Las Directivas Europeas prohíben la discriminación en el trabajo, también por Orientación Sexual. En el caso de que en un despido se sospechara discriminación, era el empresario quién debía demostrar que había sido debido a un motivo objetivo, si no lo lograba el tribunal lo declaraba NULO y obligaba a readmitir al trabajador/a discriminado. Antes, el empresario, tenía que demostrar una falta por parte del trabajador, ahora no es necesario, porque se puede despedir por causas económicas (una simple disminución de los ingresos, ni siquiera son necesarias pérdidas), o por causas técnicas (como haber cambiado alguna maquinaria), o por causas organizativas (por ejemplo, por introducir una nueva forma de trabajar). Por tanto, el empresario puede alegar cualquiera de todos estos motivos y el despido será legal, dejando sin efecto DE HECHO toda la protección europea contra la discriminación, aunque no sean derogadas oficialmente.

2.- El nuevo contrato laboral de un año de “prueba” obligará a muchos LGBT a ocultarse aún más, porque dar a conocer algún dato de su vida personal permite al empresario despedirle en ese período, sin explicaciones, y sin ninguna indemnización. De la misma manera, la facilidad de despido, muy barato y con tantas “causas” para que sea siempre “despido procedente”, aumentará el miedo a mostrar algún tipo de diversidad o a denunciar cualquier tipo de acoso laboral homófobo.

3.- Las medidas contra el “absentismo” permiten despedir a un trabajador si falta 9 días, aunque sean de forma intermitente en un período de dos meses consecutivos. O el 25% de días hábiles durante cuatro meses discontinuos en un período de 12 meses. Es decir, si faltas 20 días entre cuatro meses cualquiera. Aunque sea por motivos médicos justificados, esto no importa. Esto es un grave atentado a la salud de todos los trabajadores, pero es especialmente grave para los pacientes seropositivos o para las personas trans que pueden necesitar un tiempo médico si inician un proceso de reasignación de sexo. Pero, evidentemente, también para cualquiera que haya tenido una enfermedad o una operación que le obligue a estar 30 días convaleciente.

Pero es que hay mucho más, para los LGBT y para TODOS:

- En la práctica todos los convenios desaparecen. ¿Para qué hacer presión para conseguir un convenio general, si cada empresa luego se puede descolgar? ¿Por qué va el empresario a firmar un nuevo convenio, si de no firmarlo se pierden todos los derechos de convenios anteriores al pasar dos años sin renovar? Los empresarios simplemente no firmaran ningún acuerdo y, por tanto, todos los trabajadores se regirán por el Estatuto de los Trabajadores, que es el mínimo de los mínimos. Y cualquier mejora que sí se llegue a acordar, finalmente será sólo voluntad de los empresarios, porque si luego no les viene bien, se descolgarán del acuerdo y no lo cumplirán.

- El empresario unilateralmente (y legalmente) puede cambiar el horario, reducir el sueldo, cambiar la jornada de trabajo, poner turnos distintos, cambiar las funciones del trabajador, etc. Se acabó el sueño de conciliar vida familiar y laboral. Los LGBT también tenemos familias.

- Todos los despidos pasan, en la práctica, a ser PROCEDENTES, ya que se suprimen los salarios de tramitación. Si el trabajador no está de acuerdo, puede denunciar, pero lo único que conseguirá será, como mucho, que lo declaren improcedente y le paguen 33 días por año trabajado, en vez de 20 (máximo 12 meses, en vez de los 42 actuales), pero el empresario ya no tendrá que pagar el tiempo que haya tardado la sentencia en salir. Por tanto, ¿por qué va a pagar el empresario directamente la indemnización de improcedente? Despedirá de forma “procedente” y si acaso perdiera el juicio, pagaría sólo la diferencia de 20 a 33 días, pero nunca lo pagará directamente al despedir. Y, además, lo más probable es que el trabajador en realidad ni siquiera denuncie porque hay tantas causas y tan fáciles para el despido procedente, que no tendrá sentido intentar que lo declaren improcedente.

Todo esto convierte la reforma en una auténtica destrucción de cualquier tipo de defensa que tuviesen los trabajadores. Quieren destruir todos los derechos, no es una exageración, son evidencias. Hay que parar esta barbaridad, como LGBT pero sobre todo como ciudadanos y ciudadanas.

Así, no: otra política socioeconómica es posible y necesaria

La sociedad civil (y los sindicatos y las organizaciones ciudadanas como las nuestras, somos parte de ella) tenemos la obligación moral y política de defender las conquistas sociales, los avances en bienestar, en derechos y libertades y plantear alternativas que contrapongan al interés particular el interés general, al beneficio de unos pocos el bienestar de la mayoría, a la depredación del medio la sostenibilidad, al egoísmo de la inmediatez la solidaridad entre generaciones, a la rapiña especulativa la justicia moral, a la intolerancia el respeto, a la uniformidad la defensa de la diversidad.

Apoyamos la huelga general porque:
•La reforma laboral nos afecta como trabajadores y trabajadoras.
•Los recortes presupuestarios están llegando a políticas que nos afectan (igualdad, VIH-SIDA…).
•La debilitación de la negociación colectiva quiebra nuestra estrategia para que la igualdad y el respeto a la diversidad sexual lleguen al ámbito laboral.
•Somos sociedad civil y debemos asumir nuestra responsabilidad para expresar el rechazo ante situaciones injustas e inmorales.

La excusa es la crisis, la realidad es que creen que éste es el momento. Ahora o nunca. Estamos asustados, seguimos confiando en que los mismos que han provocado esta crisis saben lo que hacen. Y sí que lo saben, pero no es en nuestro beneficio, tenían bastante, pero ahora lo quieren todo.

Fundación Triángulo (FT)
Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB)
Con la tecnología de Blogger.
Facebook  
 

Busca en nuestra web

Archivo

Síguenos por email