miércoles, 23 de junio de 2010

Por un Orgullo reivindicativo


ALEAS IU hace un llamamiento por un Orgullo LGTBI reivindicativo

ALEAS de Izquierda Unida denuncia que la crisis y los recortes sociales golpean con mayor fuerza a lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales.
A pesar de los avances conseguidos en los últimos años, Izquierda Unida advierte que es un error frecuente creer que ya está todo conseguido, es imprescindible seguir luchando por la igualdad real.

Estamos inmersos en una de las mayores crisis del sistema capitalista, que nos golpea a todos y todas las trabajadoras, y en especial a las personas LGTBI, que sufrimos la crisis, los recortes sociales y el paro doblemente al estar totalmente excluidas por el sistema capitalista y heteropatriarcal.

Las personas LGTBI somos trabajadoras y trabajadores y no debemos ser ajenas a todo lo que está sucediendo, mientras vemos como nos es imposible encontrar un trabajo y, si lo tenemos, es con unas altas tasas de precariedad y ocultando nuestra sexualidad. Las personas LGTBI debemos luchar por una salida social a la crisis y luchar por el cambio del sistema que la ha generado.

En este 28 de junio, Día del Orgullo y Liberación de Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales, desde Izquierda Unida pensamos que no podemos quedarnos calladas y debemos manifestarnos y protestar por una verdadera igualdad. Creemos en un Orgullo alegre y combativo, nunca mercantilizado ni basado en el consumo. Un Orgullo para visibilizar nuestra batalla y luchar contra el heterosexismo que nos aplasta.

A pesar de las leyes aprobadas en los últimos años y la creciente conciencia social sobre la diversidad sexual, es un error frecuente creer que ya está todo conseguido. En este sistema en el que se nos impone la heterosexualidad, somos continuamente invisibilizados, oprimidos y violentados, por lo que es imprescindible seguir luchando por la igualdad real.

La opresión y marginación de las y los transexuales no ha disminuido a pesar de las últimas leyes, en las que las personas transexuales migrantes ni siquiera están contempladas. Exigimos que la transexualidad deje de considerarse como una patología y desaparezca el término “disforia de género” de la actual Ley de Identidad de Género, así como la obligatoriedad del tratamiento médico y psicológico.

Ante esta situación desde Izquierda Unida nos comprometemos a:

-Seguir luchando contra LGTBI-fobia en las escuelas, institutos y centros de trabajo y exigir una ley integral contra la LGTBI-fobia que penalice las discriminaciones por orientación sexual e identidad de género.

-Dar visibilidad a la doble discriminación de las lesbianas.

-Continuar trabajando por la despatologización de la transexualidad. Además, es necesario que haya un servicio sanitario universal y gratuito de atención a la transexualidad.

-Seguir apoyando al movimiento LGTBI en todas sus reivindicaciones.
Con la tecnología de Blogger.
Facebook  
 

Busca en nuestra web

Archivo

Síguenos por email